EQUIPO INFOESPALDA

La red de los profesionales especializados en los problemas de espalda

Centros:

  • Preguntas

    496

  • Artículos

    47

Información

  • contacto@infoespalda.es

Fotos

Resumen académico

SUMARIO

La mayoría de las personas que sufren problemas de espalda lo hacen en  la zona lumbar, proporcionalmente son pocos los pacientes que tienen dolor cervical provocado por una hernia discal.

La mayoría delas veces que tenemos dolor cervical es debido a contracturas musculares, puntos gatillo y cambios degenerativos, el dolor cervical puede llegar a afectar al 70% de las personas en algún momento de la vida.

Las hernias cervicales son más frecuentes a los 40-50 años, afectan un poco más a hombres que mujeres y el nivel más afectado suele ser C6-C7 seguido de C5-C6.

¿Qué síntomas produce la hernia cervical?

El principal síntoma que produce una hernia cervical es la radiculopatía o dolor provocado por la compresión de una raíz nerviosa. Hay ocasiones en las que si la hernia cervical es muy grande puede verse afectada la médula, cuando ocurre esto podemos tener lo que técnicamente se conoce como una mielopatía.

Radiculopatia 

Como hemos dicho la radiculopatia es el dolor provocado al comprimirse una raíz nerviosa, se trata de un dolor que baja por todo el brazo que no aumenta a la palpación del brazo y que en ocasiones mejora si levantamos el brazo y lo ponemos por detrás de la cabeza.  Literalmente es como si miles de agujas te atravesaran todo el brazo. La radiculopatía se acompaña de debilidad, y alteraciones en la sensibilidad.  Según dónde este localizada la hernia presentaremos distintos síntomas.

Hernia cervical C4-C5.

Se afecta la raíz C5, el musculo más afectado es el Deltoides, que es el músculo que nos ayuda a levantar el hombro y el bíceps. La zona en la que sentiremos el dolor será el hombro y la zona interescapular y tendremos alterado el reflejo bicipital.

Hernia cervical C5-C6.

Se afecta la raíz C6, los músculos afectados serán el bíceps y los extensores de la muñeca por lo que tendremos dificultad para acercar la mano a la boca y para levantar la mano. Tendremos alterada la sensibilidad de la cara externa del antebrazo, el pulgar, índice y anular.dermatomas cervicales

Hernia cervical C6-C7.

Radiculopatía de C8. Se afectan los músculos que flexionan los dedos, hay debilidad para cerrar la mano y doblar la muñeca hacia abajo. Cuando se afecta la raíz c8 se altera la sensibilidad del meñique.

Mielopatía cervical.

La mielopatía cervical se produce cuando la hernia cervical comprime y produce una afectación de la médula espinal. Cuando se tienen una mielopatía cervical se afectan tanto los brazos como las piernas. Debido a la falta de sensibilidad en las piernas aumentamos la base de sustentación y tenemos alteraciones en el equilibrio, tendremos debilidad y podemos llegar a tener alteraciones en los esfínteres. En las manos notaremos torpeza y dificultad para coger objetos o abrir y cerrar las manos con rapidez.mielopatia cervical

Diagnóstico diferencial.

Muchas veces tenemos hormigueos en las manos y no siempre es debido a una hernia cervical, es mucho más frecuente tener un atrapamiento del nervio mediano o del nervio cubital que una compresión de una raíz en el cuello por una hernia.

Síndrome del túnel carpiano. Consiste en la compresión del nervio mediano a nivel de la muñeca, sentiremos adormecimiento de la mano, principal mente a nivel del pulgar, índice y mediano. En ocasiones incluso sentiremos dolor en toda la mano. Los síntomas son más frecuentes por la noche.hernia cervical y tunel carpiano

Atrapamiento cubital. El nervio cubital a nivel del codo también puede sufrir una compresión, el síntoma principal es hormigueo en el anular y meñique. Los síntomas se reproducen al apoyar el codo en una mesa, sentiremos una sensación “eléctrica” que recorre el borde del antebrazo.

Síndrome músculos escalenos. Los músculos escalenos van desde el cuello hasta la clavícula, entre ellos discurre el plexo nervioso cervical, anatómicamente esta zona se conoce como “desfiladero de los escalenos” contracturas de estos músculos pueden estrechar aún más por donde pasan y comprimir el plexo nervioso y provocar síntomas similares a cuando tenemos una hernia cervical.

¿Cómo se diagnostica una hernia cervical?

Exploración clínica. Es lo más importante, la exploración clínica nos va a hacer sospechar que tenemos una hernia cervical y nos orientara a que nivel tenemos el atrapamiento. Con la exploración y la entrevista clínica también podremos descartar si tenemos un túnel del carpo o un atrapamiento cubital.

Radiografía. No son excesivamente útiles. Con una radiografía valoraremos el grado de degeneración y artrosis que tenemos en el cuello.

Resonancia magnética. Es la prueba principal que nos ayuda a llegar al diagnóstico, con la resonancia confirmaremos nuestras sospechas diagnósticas, en la RMN veremos el estado de los discos, la presencia o no de hernias cervicales o la existencia de una mielopatía cervical

Electromiografía. La electromiografía es una prueba que consiste en pasar un estímulo nervioso a través de los nervios para comprobar cómo funcionan. Mediremos con que intensidad se transmite el estímulo y el tiempo que tarda en recorrer el nervio. La electromiografía no es una prueba excesivamente útil para diagnosticar una hernia cervical ya que muchas veces no es capaz de detectarla. La electromiografía será útil para descartar un túnel carpiano, cuando el paciente por distintos motivos no puede colaborar con la exploración (pacientes con ictus o dificultades para hablar). También es útil para orientarnos cuando los hallazgos de resonancia y los de la exploración física son contradictorios.

Tratamiento de la hernia cervical.

Tratamiento conservador.

El tratamiento conservador es efectivo en el 80-90% de las ocasiones, sin embargo no existen estudios en los que se establezca que tratamiento es mejor, ni cuánto tiempo debe durar el tratamiento.

La base del tratamiento será la administración de analgesia, antiinflamatorios y relajantes musculares, acompañándolos de técnicas de fisioterapia como pueden ser masajes y onda corta, ultrasonidos, punción seca y terapia miofascial.tratamiento conservador de la hernia discal

Tratamiento mínimamente invasivo.

En este apartado englobamos técnicas no quirúrgicas como son la nucleolisis, la epidural cervical o la radiofrecuencia.

Epidural cervical. La epidural cervical es una técnica realizada por la unidad del dolor, consiste en acceder al canal espinal con una aguja e introducir un corticoide con un anestésico local para tratar de bajar la inflamación. La epidural cervical obtiene buenos resultados entre el 58%-78% de las ocasiones y mantienen esa mejoría entre 6-43 meses.

Radiofrecuencia pulsada del ganglio dorsal. Los nervios a la altura del cuello tienen una centralita de control que informa al cerebro de la posible lesión de un nervio, a esta centralita o sala de control se le denomina ganglio dorsal. Cuando el ganglio dorsal detecta una afectación en la conducción nerviosa informa al cerebro de la misma para que este ponga en marcha los mecanismos del dolor. Con la radiofrecuencia lo que intentamos es interrumpir la vía de comunicación ganglio-cerebro para interrumpir la transmisión del dolor.

Nucleolisis percutánea con láser. La nucleolisis consiste en introducir un catéter en el disco cervical que tienen u electrodo que emite laser, de tal manera que somos capaces de evaporar el agua que contienen el disco deshidratándolo. De este modo el disco perdería volumen y disminuiría la presión que se ejerce sobre la medula o la raíz nerviosa.

Tratamiento quirúrgico de la hernia cervical.

Indicaciones.

El tratamiento quirúrgico está indicado cuando fracasa el tratamiento conservador y el dolor no está controlado, cuando tenemos alteraciones motoras, lesión en la médula espinal o progresión de los síntomas neurológicos.  El dolor cervical  no es una indicación per se para realizar una cirugía cervical, cuando operamos por este motivo los resultados son más inciertos, siendo los resultados buenos/excelentes un 65% lo que no es demasiado, además de exponermos a posibles infecciones.

Cuándo debemos operarnos de una hernia cervical. La mayoría de los autores establece un periodo entre los 3-6 meses para operarse, prolongar este tiempo podría provocar la aparición de lesiones permanentes.

Artrodesis cervical.

Es la técnica gold estándar para el tratamiento quirúrgico de la hernia cervical. Consiste en realizar una incisión en la parte anterolateral del cuello y tras diseccionar cuidadosamente los tejidos accedemos a la parte anterior del disco. A continuación retiramos el disco y la hernia cervical con lo que descomprimimos la raíz nerviosa y la médula. Tras quitar el disco introduciremos una caja entre las vértebras con injerto óseo con la intención de fusionarlas. En ocasiones para evitar que la caja intersomática se mueva se ponen en la aparte anterior de la vértebra placas y tornillos. La artrodesis o fusión cervical obtiene buenos resultados en el 85%-95% de las ocasiones.artrodesis cervical

Prótesis de disco cervicales.

Para evitar la degeneración del disco adyacente que se produce al realizar una  fusión cervical se han diseñado las prótesis cervicales que teóricamente  son capaces de mantener el movimiento.  La técnica quirúrgica es la misma que cuando realizamos una fusión cervical, pero en vez de poner la caja intersomática lo que ponemos es una prótesis cervical. Sin embargo los estudios científicos que analizan los resultados a 2 años dicen que los resultados de las prótesis cervicales son similares a los que se obtienen cuando se realiza una artrodesis7fusión cervical.

Foraminotomía

Hay ocasiones en las que se puede evitar la artrodesis, sobre todo cuando la hernia es bastante lateral, en estas ocasiones se puede acceder al canal lumbar por la parte posterior del cuello para quitarla. Los resultados de la foraminotomía actualmente no son tan buenos como cuando realizamos una fusión, sin embargo el desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas como la endoscopia de columna cervical que permite realizar una foraminotomia de una manera muy poco agresiva está obteniendo resultados muy prometedores.

La hernia cervical es una patología frecuente que afecta en algún momento de la vida al 70% de las personas, el 85%-90% de las personas evolucionaran favorablemente, hay determinados casos en los que es necesario realizar una intervención quirúrgica siendo la artrodesis/fusión cervical con unos resultados buenos/excelentes del 85%-95% de las ocasiones la técnica más utilizada para el tratamiento quirúrgico de la hernia cervical.

 

No te olvides de valorar que te ha parecido el artículo, es muy útil para saber qué temas resultan más interesantes y seguir generando contenido sobre los temas mejor valorados.

Si quieres estar al tanto de todas nuestras publicaciones puedes hacerte fan de nuestra página de facebook

¿Tienes dudas? ¿Necesitas realizarme alguna consulta o pregunta? Haz clic aquí  y el equipo de profesionales de Infoespalda te responderá encantado y sin ningún tipo de compromiso.  Recuerda que también puedes realizarme preguntas a través de mi perfil de Infoespalda.

 

Bibliografía.

Hernia de disco cervical

Hernia discal traumática. Implicaciones médico-legales

Discopatía degenerativa cervical: Nucleoplastia, una opción de tratamiento. Valoración de resultados funcionales

Imágenes.

Dermatomas cervicales

 

0 comentarios

Comentarios

Dejar comentario