Ciática

| Secciones | Artículos
 
Dr. Jose Fco. Lizón

Dr. Jose Fco. Lizón

Cirujano de columna. Especialista en cirugía endoscópica de columna y técnicas mínimamente invasivas.

¿Qué es la ciática?

Se conoce como ciática, al dolor intenso que baja desde la zona lumbar  por las piernas. Se trata de un dolor intenso,  urente, como un quemazón, que no mejora en ninguna posición y que muchas veces provoca pérdida de fuerza  y de sensibilidad

Como ya hemos comentado las vertebral  forman el canal lumbar por el que desciende la médula, la médula como tal llega hasta el nivel L1, a partir de ese nivel  lo que nos encontramos son las raíces nerviosas que se agrupan en lo que se conoce la cola de caballo.

El nervio ciático es el nervio que resulta de la unión de fibras nerviosas de las raíces nerviosas L4, L5, S1, S2.

Como ya hemos comentado las vertebras  forman el canal lumbar por el que desciende la médula, la médula como tal llega hasta el nivel L1, a partir de ese nivel  lo que nos encontramos son las raíces nerviosas que se agrupan en lo que se conoce la cola de caballo.

Estas raíces salen del canal espinal a través de los agujeros de conjunción de tal manera que del agujero de conjunción que forman las vértebras L1-L2 sale la raíz L2. Una vez que han abandonado la columna, las raíces se unen para formar los nervios de los miembros inferiores,  principalmente el nervio ciático y el nervio femoral.                                         

Así pues, hay que distinguir si el problema que nos ocasiona la ciática es porque el problema es a nivel de las raíces lumbares o cuando ya se ha formado el nervio ciático. A partir de ahora me referiré a la patología que afecta a las raíces lumbares, por encontrarse estas en la espalda y por ser las responsables del 90% de la patología que comúnmente se denomina  ciática

La afectación de las raíces nerviosas se denomina radiculopatía, normalmente esta se produce por compresión de las raíces lumbares por las estructuras que conforman la columna lumbar por procesos degenerativos.

La causa  más común por la que podemos tener una ciática es una hernia discal sobre todo a nivel de los discos L4-L5 L5-S1. El 95% de las hernias discales se producen en estos 2 niveles . Otra causa frecuente de ciática es la estenosis de canal, en ella se produce una disminución del tamaño del canal lumbar y de los orificios de salida de las raíces lumbares, al estrecharse el canal lumbar se pueden comprimir las raíces lumbares y producirse una ciática. En los casos de estenosis de canal normalmente está afectada toda la columna lumbar por lo que pueden afectarse más de una raíz nerviosa y no es raro que podamos tener una ciática de las 2 piernas.

Otras causas de compresión de las raíces menos frecuentes pueden ser fracturas y tumores.

Síntomas de la ciática

Aunque ya hemos dicho que la ciática es un dolor que baja por la pierna, parecido a un quemazón, que puede dar debilidad, hormigueos y calambres según la raiz que este afectada se produciran distintos síntomas. 

Ciática S1

Cuando la raiz que esta comprimida es la raiz S1el dolor baja por la parte posterior del muslo y cara externa de la pierna y pie. Existe debilidad para ponerse de puntillas y ha ausencia del reflejo aquíleo

Ciática L5

En este caso el dolor también baja por la cara posterior del muslo y a la altura de la rodilla se situa por la parte anterior y lateral de la pierna y dorso del pie. En este caso la debilidad es para ponerse de talones

Ciática L4

Como las dos anteriores, el dolor va por la parte posterolateral del muslo y cara anterior de la pierna hasta el primer dedo. En este caso tenemos dificultad para levantar el pie hacia arriba.

Ciática L3

Se trata de una ciatica en la que el dolor discurre por la cara anterior del muslo, cursa con debilidad para extender la rodilla y existe ausencia de reflejo patelar

Ciática L1 y L2

La ciática producida por la afectación de las raices L1 y L2 no es muy frecuente, el dolor se situa por la ingle y la región más cercana del muslo. Existe debilidad para flexionar la rodilla y la cadera.

Ciática S2 y S3

Cuando se comprimen las raices S2 y S3 se produce anestesia en la zona de la entrepierna y suelo pélvico y alteraciones en los esfínteres.

Diagnóstico de la ciática

En el caso de la ciática como ya hemos explicado, normalmente lo que están afectadas son las raíces lumbares se precisa de una exploración minuciosa para determinar que raíz está afectada, muchas veces en la resonancia vemos compresión en muchos niveles y es con la exploración como conseguimos determinar cual de los segmentos estenosados está afectado y produce la ciática. 

La realización de la resonancia es fundamental para observar con detalle la columna y determinar los niveles afectados, si hay o no  mucha degeneración, determinar la presencia de inestabilidades lo que nos ayudara a determinar el tratamiento más oportuno.

Otra prueba útil es la electromiografía (EMG) que nos ayuda a determinar que raíz o raíces están afectadas y si el daño es agudo o crónico.

Tratamientos

Tratamiento conservador de la ciática

Durante las 8-12 primeras  semanas con ciática el tratamiento es conservador, salvo que aparezcan signos de alarma que nos hagan sospechar que la clínica no es debida a fenómenos degenerativos o hernias.

El tratamiento conservador incluye antiinflamatorios, analgésicos, fisioterapia. El reposo en cama está contraindicado y debemos de mantener la máxima actividad posible.

En caso de no conseguir mejoría en las primeras semanas esta indicado el uso de derivados de la morfina y  moduladores de membrana.

En caso de no obtener mejoría con el tratamiento conservador, podría estar indicado el acudir a técnicas de dolor como pueden ser las infiltraciones epidurales o foraminales o radiofrecuencia del ganglio.

En ocasiones hay que pensar en cirugía antes de completar el tratamiento conservador. Las causas principales por las que debemos operar una ciática antes de completar las 12 semanas son:

  1. Dolor extremo que no se puede controlar
  2. Imposibilidad para mover el pie, tobillo o rodilla
  3. Ausencia de control de esfínteres

Tratamiento quírugico de la ciática

Por desgracia no siempre la ciática responde al tratamiento conservador y en ocasiones es necesario operarse. No te puedes perder este artículo en el que te explico cuando debes operarte porque las ventajas de la cirugía superan al riesgo que supone mantener un tratamiento conservador que te puede dejar secuelas.

CIRUGÍA DE LA CIÁTICA

Solo cuando los síntomas son severos y persisten más de 12 semanas comienza a estar indicada una intervención quirúrgica, la elección de la técnica quirúrgica dependerá de sí la raíz esta comprimida por una hernia discal únicamente o si además existe un estrechamiento del trayecto de la raíz por crecimiento del hueso y ligamento.

Discectomía. Consiste en retirar únicamente la parte de disco que está comprimiendo la raíz. Para ello intentaremos realizar el mínimo abordaje posible, respetar al máximo la musculatura y realizar el acceso al canal retirando el mínimo hueso posible.  Hoy en día y gracias al desarrollo de la endoscopia de columna es posible realizar la cirugía de la hernia discal con un mínimo acceso, 1 cm y acceder al canal sin dañar la musculatura y sin tener que quitar hueso, lo cual provoca que la cirugía sea prácticamente indolora y la recuperación mucho más rápida.

Foraminotomia. En ocasiones la ciática esta ocasionada porque el agujero por el que salen las raíces nerviosas. El abordaje quírugico es el mismo que para realizar una discectomía pero en esta ocasión si que tenemos que ampliar el agujero por el que sale la raíz retirando hueso.

Laminectomía. Se realiza principalmente cuando la compresión de la raíz que nos provoca la ciática es debida a que el canal es estrecho y es principalmente el hueso el responsable de la misma. La laminectomía consiste en retirar la lámina de hueso que cubre el canal raquídeo por la parte posterior, puede ser parcial, completa, izquierda o derecha.

Según los cómo sea la ciática y que síntomas tengamos y como sean las imágenes de resonancia utilizaremos una técnica  determinada. No es infrecuente que debamos hacer una combinación de las mismas para tratar de obtener el mejor resultado posible.

Ejercicios para la ciática

A parte de la medicación el otro pilar para mejorar los síntomas de una ciática es el ejercicio físico. en este artículo te explicamoes ejercicios fundamentales para cuidar tu espalda, son ejercicios sencillos que puedes hacer incluso en las fases más aguda de la ciática.

Otras causas de ciática

No todas las causas de ciática se producen en la espalda, en ocasiones el nervio ciático puede verse comprimido en su trayecto por la pierna,  cuando esto ocurre se denominan pseudociáticas o falsas ciáticas. 

Las pseudociáticas son dolores irradiados por la parte posterio del muslo, que pueden llegar o no a la pierna pero que nunca debería de tener como síntoma las alteraciones ensitivas o la paralisis de alguna zona de la pierna. Las pseudociáticas más frecuentes son la ciática o síndrome del  músculo piramidal y la ciática o síndrome del glúteo.

Imagen

http://sinmasdolor.es/laminectomia-descompresiva/

Síguenos en redes sociales para no perderte cada nueva publicación.

Advertencia

Artículo revisado por nuestra Dirección Médica

Todos los contenidos publicados en la web, blog y redes sociales de Infoespalda son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto del diagnóstico y asesoramiento médico recibido. La información aquí contenida no deber usarse para el diagnóstico ni el tratamiento de ninguna patología. Si tiene algún síntoma o enfermedad acuda a un médico especialista o, en caso de urgencia, llame al teléfono de urgencias de su localidad. Los enlaces a otros sitios sólo tienen fin informativo, no significa que estén aprobados por Infoespalda. Para más información te recomendamos leer:

0 comentarios

Deja tu comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR

INFOESPALDA NEWSLETTER

Suscríbete para recibir nuestros artículos, recursos o newsletter y conoce toda la actualidad sobre tus dolencias de espalda.