Dr. Jose Fco. Lizón

Cirujano de columna. Especialista en cirugía endoscópica de columna y técnicas mínimamente invasivas.

Centros: HLA San Carlos Denia. Hospital de Denia

  • Preguntas

    81

  • Artículos

    50

Fotos

Resumen académico

Especialista en cirugía de columna Año 2008. Responsable unidad de columna Hospital de Denia año 2014. Pionero en la Comunidad Valenciana en el tratamiento endoscópico de la patología de la hernia discal.
SUMARIO

La infección es una de las complicaciones más temida por cualquier cirujano de columna, ya que no solo pone en riesgo el resultado de la cirugía de espalda, si no que se pone en riesgo la salud de nuestros pacientes. Al tratarse de una complicación tan grave, es necesario extremar todos los cuidados para evitar que se produzca.

¿Qué es una infección post-quirúrgica?

Se denomina infección post-quirúrgica a aquella infección que aparece en los 30 primeros días tras la intervención. La infección de columna cursa con dolor, pérdida de apetito, fiebre y supuración de la herida.

Hay que distinguir la infección post-quirúrgica que ocurre en los 30 primeros días de la posibilidad de que una infección posterior, por ejemplo de garganta pase a la sangre y acabe Infectando la cirugía de columna previa.

Las infecciones que se producen después de una cirugía de espalda pueden ser superficiales si afectan a la piel y a las capas más superficiales del tejido celular subcutáneo. Cuando la infección afecta a fascias y planos musculares estamos ante una infección profunda.operación hernia discal con infección

Factores predisponentes.

Hay muchos factores que pueden provocar un aumento de la tasa de infecciones en la espalda. Unos factores se puede decir que los pacientes los traen de casa, y otros son debidos al tipo de cirugía de espalda que realizamos.

Factores propios del paciente.

Edad. Por desgracia sobre este factor no podemos influir. Los pacientes mayores de 70 años tienen más riesgo de tener una infección. Parece ser que el riesgo de infección está más relacionado con las patologías asociadas que con la propia edad. Es decir, influye más el estado previo de salud que la edad propiamente dicha.

Enfermedades asociadas. La diabetes, la enfermedad obstructiva crónica, la enfermedad coronaria, enfermedades reumáticas favorecen que tengamos una infección tras cirugía de columna.

Diabetes. Ser diabético es un factor de riesgo para sufrir una infección tras una cirugía de columna. Los últimos estudios nos dicen que no es realmente el hecho de ser diabético lo que aumenta el riesgo de infección, si no tener unas glucemias mal controladas. Es muy importante mantener las cifras de glucosa ajustadas los meses antes de una intervención de columna.infeccion operación de hernia discal en diabéticos

Estado nutricional. Los pacientes que presentan anemia o síndromes nutricionales tienen más riesgo de  tener una infección post-operatoria.  Es muy importante tener  los valores de albumina en sangre correctos. La hipoalbuminemia está relacionada con problemas en la cicatrización, lo que aumenta el riesgo de infección.

Tabaco. La nicotina favorece que no llegue la sangre adecuadamente a la zona de la espalda operada. Sin una aporte correcto de oxígeno y nutrientes aumenta la posibilidad de que se complique nuestra operación de espalda.

Obesidad. Los pacientes con un índice de masa corporal mayor de 35 tienen aumentado el riesgo de infección. También influye como se tenga distribuida la grasa corporal, también influye la distancia entre la piel y el hueso, cada milímetro de grasa subcutánea aumenta el riesgo de sufrir una infección un 6%.

Factores asociados a la intervención quirúrgica.

Duración de la cirugía. Cuanto más tiempo este en marcha una cirugía de espalda más posibilidades de sufrir una infección. Para minimizar el riesgo de infección es importante irrigar con suero la herida con frecuencia. También es importante usar profilaxis antibiótica y repetir una dosis de antibiótico a las 4h o cuando la pérdida de sangre sea superior a 1L.

Tipo de cirugía. Cuanto más agresiva es una intervención más riesgo de sufrir una infección post-quirúrgica.

  1. Discectomía. La discectomía es la técnica qurúrgica menos agresiva en cirugía de columna. La tasa de infección para esta intervención ronda el 1-2,5%. La aparición de la tecnología endoscópica para el tratamiento de las hernias discales ha supuesto prácticamente reducir al 0% el riesgo de infección.
  2. Artrodesis vertebral. La artrodesis o fusión vertebral (cuando se ponen tornillos) tiene una tasa de infección que ronda el 5%. El hecho de poner un material extraño como son los tornillos favorece el crecimiento de las bacterias, ya que la sangre no llega al tornillo y por tanto tampoco llegan nuestros mecanismos de defensa.
  3. Cirugía de la escoliosis. Aunque cuando operamos escoliosis también usamos tornillos, sin embargo se trata de una cirugía de gran envergadura, donde se puede perder bastante volumen de sangre y la cirugía dura muchas horas por lo que la tasa de infección sube al 10-11%

 

Trasfusiones sanguíneas. Se ha demostrado que el hecho de trasfundir a un paciente tras una intervención de espalda aumenta el riesgo de infección. La trasfusión provocaría una efecto inmunosupresor, es decir haría que nuestras defensas fuesen más débiles ante el ataque de las bacterias.operación hernia discal infeccion

Infección urinaria. En las cirugías más largas es necesario sondar a los pacientes. EL hecho de estar sondado aumenta el riesgo de sufrir una infección de orina y esta puede contaminar la herida quirúrgica. Por otro lado el 30% de las mujeres sufren infecciones subclínicas (tenemos una infección de orina sin síntomas) por lo que es conveniente realizarse un análisis de orina si nos vamos a someter a una cirugía de espalda.

¿Cómo se diagnostica una infección tras cirugía de columna?

Para diagnosticar una infección postquirúrgica nos basaremos en el aspecto de la herida, en pruebas de imagen y en pruebas de laboratorio.

  1. Aspecto de la herida. Normalmente cuando tenemos una herida infectada la herida esta enrojecida con signos de inflamación, normalmente supura un líquido amarillo-marronaceo espeso.  Suele ir acompañado de un olor fétido.
  2. Pruebas de laboratorio. Cuando tenemos una infección existen parámetros como la pcr, la vsg o la procalcitonina que van a estar anormalmente elevados.
  3. Pruebas de imagen. En infecciones agudas normalmente no son necesarias, pero en ocasiones la infección aparece años después de la cirugía, en estos casos una resonancia es útil porque puede advertirnos de la presencia de pus.

Tratamiento de las infecciones postquirúrgicas de columna.

El tratamiento más efectivo para evitar las infecciones de espalda es la prevención, controlas las glucemias, revisar el estado nutricional y si tenemos infección de orina son cosas relativamente sencillas que podemos hacer si nos vamos a someter a una cirugía.

Si por desgracia ya tenemos una infección establecida la primera línea de tratamiento son los antibióticos. Si no hemos utilizado tornillos normalmente suele ser suficiente y no es necesario realizar una limpieza quirúrgica.infecciones operacion hernia discal antibioticos

En el caso de que la cirugía realizada sea una fusión vertebral o una escoliosis la detección precoz de  la infección es fundamental. Una infección no controlada a tiempo puede hacer fracasar por completo el resultado de la cirugía. Por ello en estos casos debemos ser más agresivo y realizar una intervención quirúrgica de limpieza para lavar la herida y eliminar todo el tejido infectado. La tasa de fracaso de una cirugía con tornillos tras una infección es cercana al 25% y puede provocar que tengamos que retirar el material, curar la infección con antibióticos durante algunos meses y tener que rehacer la intervención de nuevo.

Las infecciones tras cirugía de columna son una de las batallas y motivo de preocupación para cualquier cirujano de columna. Para su prevención es preciso un control de la situación previa de los pacientes, unos protocolos de profilaxis en quirófano estrictos y unos mecanismos de detección precoz de la infección. Actuar a estos tres niveles permitirá reducir la tasa de infecciones postquirúrgicas de columna y evitar nuevas intervenciones y más sufrimiento a nuestros pacientes

Autor: Dr. José Fco. Lizón. Cirujano de columna.  Especialista en cirugía endoscópica y mínimamente invasiva.

 ¿Tienes dudas? ¿Necesitas realizarme alguna consulta o pregunta? Haz click aqui  y te responderé encantado y sin ningún tipo de compromiso.  

¿Te ha resultado útil este artículo? Hazte fan de nuestra página de facebook podrás estar al día de nuestras publicaciones y ayudarnos a difundir el contenido de infoespalda

REDUCCIÓN DE INFECCIONES POR AUTOCONTAMINACIÓN EN CIRUGÍA DE COLUMNA

Actualidades en infecciones vertebrales

Surgical Site Infection in Spine Surgery: Who Is at Risk?

Prolonged Operative Duration Increases Risk of Surgical Site Infections: A Systematic Review

Risk factors for surgical site infection following lumbar spinal surgery: a meta-analysis

0 comentarios

Comentarios

Dejar comentario