Dr. Manuel González Murillo

Cirugía de Columna

Centros: Hospital Univ. de Torrejón (Madrid); Hospital HM Puerta del Sur Móstoles (Madrid). Profesor Asoc. Univ. Francisco de Vitoria

  • Preguntas

    3

  • Artículos

    5

Fotos

Resumen académico

El dolor en la región lumbar puede empeorar o generarse cuando dormimos en un colchón incorrecto. Se producen malas posturas, lesiones y contracturas musculares y falta de alineación de la columna vertebral. Así mismo, el descanso y la comodidad se ven perjudicadas. Por lo tanto, es esencial la elección de un colchón cómodo y que dé soporte.

La elección puede ser difícil. Existen muchos tipos y marcas en el mercado. Podemos ayudarnos siguiendo los siguientes consejos:

  •  ¿Cuándo es el momento ideal de comprar un nuevo colchón? Si ha perdido comodidad, nota la falta de descanso, aparición de dolores o si observa hundimiento en la zona central del colchón; en estas situaciones puede ir pensando en adquirir un nuevo colchón.
  • Infórmese y pregunte sobre el tipo de material y configuración del colchón. El grosor de las diferentes capas. En función de sus preferencias individuales puede elegir entre uno u otro: 

Tipos de colchones recomendados para el dolor lumbar

  1. Colchones de Viscoelástica. Contenido de Viscoelástica en su acolchado. Se caracterizan por la adaptación al cuerpo. Se genera mayor independencia de los lechos (no se notan los movimientos del acompañante).
  2. Colchones de Látex. Mayor sensación de adaptación al cuerpo. Perfectos para los somieres articulados. Firmeza baja.
  3. Colchones de Muelles. La ventilación se hace posible por los huecos generados entre muelles, lo cual les hace idóneos para personas calurosas. Conviene voltear con frecuencia de entre 3-6 meses.
  4. Colchones de Muelles Ensacados o Embolsados. Poseen características de los colchones de látex y de los colchones de muelles. Independencia de lechos, transpirabilidad e higiene.
  5. Colchones de espumación HR. Gran firmeza y adaptación al cuerpo. No adecuados para personas calurosas ni en lugares húmedos por su menor transpirabilidad.
  6. Otros Colchones de espumación específica: Airvex (FLEX) y Bultex (PIKOLIN).

Consejos para elegir colchón para el dolor lumbar

  • No existe un solo estilo, tipo o marca colchón que funcione para todas las personas con dolor lumbar. La elección es personal en función de preferencias.  Cualquier colchón que ayude a alguien a dormir sin dolor ni rigidez es el mejor colchón para esa persona.
  • Debemos lograr un equilibrio entre el soporte y la comodidad. Dormir en un colchón demasiado firme puede causar dolores y dolores en los puntos de presión. Un colchón con firmeza media, permite que los hombros y las caderas se hundan ligeramente, y con ello, puede resultar de mayor comodidad. Los pacientes que desean un colchón más firme pueden obtener uno con un acolchado más grueso para mayor comodidad.
  • Por lo tanto, el colchón ideal debe ser firme y adaptable. Asimismo debemos tener en cuenta datos como la estatura y el peso. Se recomienda una longitud entre 15-20 cm más de tu estatura. En casos de superar los 100 kilos de peso se recomiendan colchones con mayor firmeza (se puede ajustar la comodidad buscando un acolchado más grueso).
  • Para ayudar en la preservación del nuevo colchón, debe girarse 180 grados, así como la posición de la cabeza a los pies, de manera regular (cada 6 meses aproximadamente).  De la misma forma, debemos colocarlo en un somier o base adecuados para el tipo de colchón.

Otras consideraciones

NO FIJARSE EN EL PRECIO. Un precio más alto no garantiza que sea más cómodo o tenga mayor soporte. Compare precios después de encontrar el colchón adecuado.

CUIDADO CON LOS TRUCOS PUBLICITARIOS. Debemos ser cuidadosos con las frases que acompañan al colchón como “probado en laboratorio”, “ortopédico”, “cuidadoso con el medio ambiente”. Se trata de trucos de publicidad. Debemos fijarnos en las características propias del colchón.

EXIGIR PERÍODO DE PRUEBA. Cuando acudir a comprar a la tienda, son escasos minutos en los que podemos estar recostados sobre el colchón. Por lo tanto, debemos tener un tiempo de prueba para valorar si es adecuado el descanso nocturno.

COMPRE EN TIENDAS Y COMPAÑÍAS CONFIABLES. Busque tiendas donde se pueda devolver el colchón durante el período de prueba. Evalúe el servicio de atención al cliente (garantía, opciones de entrega, eliminación del colchón viejo…). Consulte opiniones.

 

Próximamente explicaremos qué almohada elegir... 

 

 

0 comentarios

Comentarios

Dejar comentario