ARTROSIS LUMBAR. Cómo evoluciona y por qué se producen los síntomas

| Secciones | Artículos
 
Dr. Jose Fco. Lizón

Dr. Jose Fco. Lizón

Cirujano de columna. Especialista en cirugía endoscópica de columna y técnicas mínimamente invasivas.

25/10/2023

Vive sin Limitaciones: Supera la Artrosis Lumbar y la Espondiloartrosis para una Vida más Plena

La artrosis lumbar y la espondiloartrosis lumbosacra son afecciones de la columna vertebral que pueden afectar significativamente la calidad de vida de quienes las padecen.

La salud de nuestra espalda es un tesoro que a menudo pasamos por alto hasta que se ve comprometida.

Leyendo este artículo tendrás toda la información para que tomes el control sobre tu salud, entenderás las causas de la espondilartrosis lumbar, como controlarla para disminuir el dolor y la discapacidad y volver a realizar todas esas actividades que has dejado de hacer.

El dolor de espalda es la patología por la que más visitas se realizan al médico de cabecera.  Se estima que el 80 % de la población padecerá dolor de espalda alguna vez en su vida. Aunque los hallazgos degenerativos son muy frecuentes en las pruebas de imagen, son los síntomas los que realmente nos van a indicar si necesitamos tratamiento y el tipo del mismo.

DESCIFRANDO LA ARTROSIS LUMBAR: TU INICIO HACIA EL CAMBIO INFORMADO

¿Qué es la Artrosis Lumbar y cómo se manifiesta?

La artrosis lumbar, también conocida como espondiloartosis lumbosacra, es una enfermedad degenerativa que afecta las articulaciones facetarias y los discos intervertebrales de la región lumbar. Tampoco podemos olvidarnos cómo afecta a este proceso la degeneración de los ligamentos y la pérdida de masa muscular que se produce con el paso de los años.

La artrosis lumbar provoca dolor, este puede ser un dolor centrado en la zona lumbar baja que en ocasione se irradia por el sacro y la parte posterior del muslo. En otras ocasiones la espondiloartrosis lumbar puede provocar que se compriman las estructuras nerviosas y el síntoma predominanate será la ciática.

 
 
 
 
 
 
 

La ciática se caracteriza por ser un dolor que baja por la pierna, habitualmente hasta los pies, se asocia con alteraciones de la sensibilidad y pérdida de fuerza.

Pero aún más importante que el dolor es la discapacidad que nos provoca la artrosis lumbar. La discapacidad tiene consecuencias muy importantes y graves para nuestra salud.

Debes saber que la discapacidad puede hacer que aumentes tu peso, sufras diabetes, tengas hipertensión entre otras enfermedades y lo que es más importante dejarás de hacer muchas actividades con tu familia y amigos que te pueden generar preocupación y ansiedad.

Fases de la artrosis lumbar

Degeneración discal

Los primeros cambios se producen a nivel discal. El núcleo pulposo pierde su consistencia gelatinosa y se fibrosa. Al perder sus características mecánicas, las cargas y presiones que soporta el disco no se transmiten correctamente, por lo que el anillo fibroso se abomba y se fisura. En esta fase, el síntoma más importante que podemos tener es el dolor lumbar de origen discal y ciáticas debido a hernias discales.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Inestabilidad

En esta segunda fase, la degeneración discal provoca que el disco pierda altura y se abombe, debido a esta pérdida de altura se van a sobrecargar las articulaciones facetarias que, según avance la degeneración pueden llegar a subluxarse, siendo este el inicio de la espondilolistesis degenerativa.

Es en esta fase cuando aparece el dolor facetario,  y ya podemos tener los primeros síntomas de estenosis de canal.

 
 
 
 
 
 
 

 

Estabilidad

Para contrarrestar la inestabilidad nuestro cuerpo va a reaccionar aumentando el tamaño de  las articulaciones facetarias, volviéndolas mas rígidas y  engrosando los ligamentos vertebrales, sobretodo el ligamento amarillo. Todos estos cambios van a hacer que disminuya el diámetro del canal lumbar siendo la claudicación a la marcha el síntoma por excelencia. En esta fase al tener la columna más rígida se suele mejorar del dolor lumbar.

 

 

¿Cómo se Diagnostica la Artrosis Lumbar?

 Para ver el grado de artrosis lumbosacra podemos realizar distintas pruebas  de imagen como son las radiografías, la resonancia, o el Tac. Una de las características de la espondiloartrosis lumbar es que el tener dolor no se relaciona con las imágenes. Es decir, hay personas que tienen artrosis lumbar avanzada en las imágenes pero no tienen dolor.

 

¿Quién trata la artrosis lumbar?

El manejo de la artrosis lumbar es tarea de un equipo médico multidisciplinario. Los reumatólogos, traumatólogos, y fisioterapeutas son profesionales clave en el tratamiento de esta afección. Cómo siempre el trabajo en equipo y la implicación de los distintos profesionales son el ingrediente secreto para conseguir que olas personas mejoren y vuelvan a disfrutar de las actividades que han dejado de hacer.

 

VENCIENDO OBSTÁCULOS: CAUSAS DE LA ARTROSIS LUMBAR Y CÓMO AFRONTARLAS

Factores Genéticos:

La predisposición genética juega un papel crucial en la aparición de la artrosis lumbar. Si tienes antecedentes familiares de esta enfermedad, es posible que tengas un mayor riesgo de desarrollarla.

Tipo de Trabajo y Esfuerzo Físico:

Las ocupaciones que implican movimientos repetitivos de flexión, torsión o levantamiento de cargas pesadas pueden aumentar el riesgo de artrosis lumbar. Las personas que trabajan en la construcción, la minería o la enfermería, por ejemplo, pueden estar más expuestas.

Edad:

La artrosis lumbar es más común a medida que envejecemos. Con el tiempo, los discos intervertebrales y las articulaciones facetarias experimentan un desgaste natural, lo que aumenta la probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Pérdida de Masa Muscular:

La falta de masa muscular y la debilidad en los músculos que rodean la columna pueden llevar a una mayor presión sobre las articulaciones lumbares, lo que contribuye al desgaste y al dolor.

 
 
 
 
 
 

Obesidad:

El exceso de peso ejerce una presión adicional sobre las articulaciones lumbares. La obesidad no solo aumenta el riesgo de desarrollar artrosis lumbar, sino que también agrava los síntomas en quienes ya la padecen.

Sedentarismo:

La falta de actividad física regular debilita los músculos y limita la flexibilidad de la columna vertebral. El sedentarismo puede acelerar la progresión de la enfermedad.

Causas Inflamatorias e Infecciosas:

Se ha descubierto que ciertos factores inflamatorios e infecciosos desempeñan un papel en la artrosis lumbar. Se ha investigado la posible relación entre la presencia de la bacteria Propionibacterium acnes en el disco intervertebral y el desarrollo de la enfermedad. Aunque aún se necesita más investigación para comprender completamente esta conexión, es un área de estudio importante.

 

ESTRATEGIAS PARA ALIVIAR EL DOLOR DE ESPALDA: PONLE FIN AL DOLOR.

Fisioterapia:

La fisioterapia desempeña un papel fundamental en el tratamiento de la artrosis lumbar. Los fisioterapeutas pueden diseñar programas de ejercicios específicos para fortalecer los músculos que rodean la columna vertebral, mejorar la postura y aumentar la flexibilidad. Además, las técnicas de terapia manual y modalidades físicas como la electroterapia pueden proporcionar alivio del dolor.

Medicación:

Tu médico puede recetarte analgésicos o antiinflamatorios para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Sin embargo, es importante usar estos medicamentos con precaución y bajo supervisión médica debido a posibles efectos secundarios.

Tratamientos naturales para mejorar la artrosis sacrolumbar:

En busca de enfoques alternativos, algunos pacientes han considerado la cúrcuma, los ácidos grasos omega-3 y el harpagofito. Estos productos naturales han demostrado en estudios científicos su eficacia en la reducción de la inflamación y el alivio del dolor lumbar.

 
 
 
 
 

 Infiltraciones y Bloqueos Nerviosos:

En algunos casos, se pueden realizar infiltraciones de corticosteroides o en las articulaciones afectadas para reducir la inflamación y aliviar el dolor. Los bloqueos nerviosos también pueden utilizarse para bloquear la transmisión del dolor desde la columna vertebral.

Ejercicio Terapéutico:

Los ejercicios específicos, como los de fortalecimiento y estiramiento, pueden ayudar a mantener la flexibilidad y la fuerza de la columna vertebral.

Tener una musculatura tonificada hará que tu espalda este más estable mientras realizas tus actividades diarias, de modo que aumentes la zona de seguridad en la que no se producen lesiones al realizar tus actividades diarias.

Se ha demostrado midiendo la musculatura en las resonancias de personas que tienen dolor de espalda que hay una pérdida de masa muscular o sarcopenia muy importante

Pérdida de Peso:

Si tienes sobrepeso u obesidad, reducir el peso corporal puede disminuir la carga sobre las articulaciones lumbares y reducir el dolor.

Terapias Alternativas:

La acupuntura, la quiropráctica y la osteopatía son terapias complementarias que algunas personas encuentran útiles para aliviar el dolor y mejorar la movilidad. Asegúrate de trabajar con profesionales de la salud certificados si decides probar estas opciones.

Soporte Lumbar:

El uso de fajas o soportes lumbares puede proporcionar estabilidad y alivio de la presión en la columna vertebral. Sin embargo pueden ser peligrosas si las usas mucho tiempo, ya que pueden provocar una disminución del tono muscular.

Nuestro consejo es que uses un soporte lumbar sólo en aquellas situaciones en las que vayas a realizar esfuerzos que comprometan la estabilidad de la columna donde el riesgo de lesionarte es mayor.

Educación y Autocuidado:

Entender tu condición y aprender técnicas de manejo del dolor, así como adoptar hábitos de vida saludables, como una postura adecuada y ejercicios posturales, es esencial.

Cirugía (en Casos Graves):

Cuando todos los tratamientos han fracasado hay que valorar la alternativa quirúrgica.

Si es posible empezaremos con técnicas percutáneas como pueden ser la rizólisis o la nucleolisis. Se trata de técnicas que se realizan con anestesia local y sedación y cuyo objetivo es disminuir el dolor.

 
 
 
 

La cirugía se reserva para casos graves de artrosis lumbar en los que otras terapias han fracasado. Las opciones quirúrgicas pueden incluir la fusión espinal o la cirugía de reemplazo del disco.

Antes de realizar una fusión vertebral o una reemplazo del disco hay que valorar de manera muy cuidadosa los beneficios que esta cirugía puede aportar y si compensan el riesgo de tener complicaciones

CONSEJOS PARA QUE EL  DOLOR DE ESPALDA NO PUEDA CONTIGO

¿Cómo dormir con artrosis lumbar?

Dormir con dolor de espalda puede ser un desafío, pero hay algunas estrategias que pueden ayudarte a aliviar el malestar y mejorar la calidad de tu sueño. Aquí tienes algunas recomendaciones para dormir mejor cuando tienes dolor de espalda:

Colchón y Almohadas adecuados:

Asegúrate de que tu colchón sea firme pero no demasiado duro. La elección del colchón es personal, y lo ideal es probar diferentes opciones para encontrar la que te resulte más cómoda.

 

Utiliza almohadas que proporcionen soporte a tu cabeza y cuello. También puedes considerar colocar una almohada debajo de las rodillas si duermes boca arriba o entre las rodillas si duermes de lado para alinear la columna de manera adecuada.

 

Evita dormir boca abajo, ya que esta posición puede forzar el cuello y la parte baja de la espalda.

 
 
 

 

Mantén una Buena Postura:

Evita encorvar la espalda mientras duermes. Mantén la columna en una posición neutral y evita torcer el cuerpo.

 Al entrar o salir de la cama, hazlo con cuidado y utiliza los músculos de las piernas en lugar de la espalda para levantarte.

Calor:

Aplicar una compresa caliente en la zona dolorida antes de acostarte puede relajar los músculos y aliviar la rigidez.

Ejercicios de Relajación:

Realizar ejercicios de relajación o estiramientos suaves antes de acostarte puede ayudar a aliviar la tensión muscular y preparar el cuerpo para el sueño.

Mantén una Rutina de Sueño:

Intenta acostarte y levantarte a la misma hora todos los días para regular tu reloj biológico y mejorar la calidad del sueño.

 

¿Puedo andar si tengo artrosis lumbar?

Andar es un ejercicio estupendo, no es agresivo para tus articulaciones, aumenta tu capacidad aeróbica y te permitirá mantener a raya la obesidad, la hipertensión y la diabetes. Sin embargo, si la musculatura de tu espalda no esta preparada pueden aparecer dolor sacro, molestias en los glúteos, los trocánteres y la parte baja de la espalda.

No es que no puedas andar, de hecho te lo recomendamos pero primero debes de prepararte muscularmente hablando.

Para ello debes realizar ejercicio que fortalezca la musculatura del core ya que te aportará los siguientes beneficios.

 
 

tonificar la musculatura del core antes de comenzar una rutina de caminata es beneficioso, especialmente si experimentas dolor de espalda, por varias razones:

Estabilidad de la Columna Vertebral:

El "core" se refiere a los músculos que rodean la parte media del cuerpo, incluyendo los músculos abdominales, los oblicuos y los músculos de la espalda baja. Estos músculos juegan un papel crucial en la estabilización de la columna vertebral. Si los músculos del core están fuertes, pueden ayudar a mantener la columna en una posición neutral mientras caminas, lo que reduce el estrés y la tensión en la espalda.

Prevención de Lesiones:

Un core fuerte puede ayudar a prevenir lesiones en la espalda baja mientras caminas. Cuando los músculos del core son débiles, otros músculos pueden compensar, lo que a menudo conduce a una mala postura y movimientos inadecuados. Esto puede aumentar la probabilidad de lesiones y agravar el dolor de espalda.

Distribución del Peso:

Los músculos del core son esenciales para una correcta distribución del peso y la alineación de la columna mientras caminas. Un core fuerte puede ayudar a mantener una posición erguida y una alineación adecuada, lo que reduce la presión sobre la columna y disminuye el estrés en la espalda.

Mayor Eficiencia al Caminar:

Cuando los músculos del core están tonificados y fuertes, tus movimientos son más eficientes. Esto puede mejorar tu rendimiento y ayudarte a caminar de manera más suave y cómoda, reduciendo la probabilidad de sobrecargar la espalda.

Alivio del Dolor:

El fortalecimiento del core puede contribuir al alivio del dolor de espalda crónico o recurrente. Un core fuerte proporciona un mayor soporte a la columna vertebral y puede reducir la tensión sobre los discos intervertebrales y las articulaciones facetarias.

 

La artrosis lumbar y la espondiloartrosis lumbosacra son desafíos de salud de gran envergadura, pero con el manejo adecuado, es posible mantener la calidad de vida. La clave está en la detección temprana, el tratamiento multidisciplinario y la adopción de un estilo de vida saludable.

Si están considerando productos naturales como la cúrcuma, los ácidos omega-3 y el harpagofito para aliviar la inflamación y el dolor de espalda, no duden en consultar con su profesional de la salud. Estos suplementos pueden complementar su enfoque terapéutico y brindar alivio adicional.

La artrosis lumbar y la espondiloartrosis lumbosacra pueden ser una carga, pero con el conocimiento y las estrategias adecuadas, pueden vivir con menos dolor y disfrutar de una vida activa.

 

La artrosis lumbar hay que entenderla como parte del envejecimiento y no como una enfermedad. Si bien es cierto que se producen cambios en las vértebras que pueden llegar a producir síntomas que debemos de tratar de solucionar.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas realizarme alguna consulta pregunta? Haz click aqui y te responderé encantado y sin ningún tipo de compromiso.

Imagenes

https://neurorgs.net

Síguenos en redes sociales para no perderte cada nueva publicación.

Advertencia

Artículo revisado por nuestra Dirección Médica

Todos los contenidos publicados en la web, blog y redes sociales de Infoespalda son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto del diagnóstico y asesoramiento médico recibido. La información aquí contenida no deber usarse para el diagnóstico ni el tratamiento de ninguna patología. Si tiene algún síntoma o enfermedad acuda a un médico especialista o, en caso de urgencia, llame al teléfono de urgencias de su localidad. Los enlaces a otros sitios sólo tienen fin informativo, no significa que estén aprobados por Infoespalda. Para más información te recomendamos leer:

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR

INFOESPALDA NEWSLETTER

Suscríbete para recibir nuestros artículos, recursos o newsletter y conoce toda la actualidad sobre tus dolencias de espalda.

0 comentarios

Deja tu comentario